sábado, 29 de diciembre de 2007

Para cerrar el año

Escuché esta canción hace dos días, estaba junto a mi madre, mi mujer, mi ahijada y sus padres. Supe que nada nos hacía falta en ese momento. Por eso la cuelgo. La alegría, la plenitud o eso que brilla, están al lado de nuestros afectos; muy lejos del Estado y la vida política nacional, que este año, como los anteriores, han pretendido secuestrarnos horas de rutina. Y a veces lo han conseguido.

Claro que a menudo deseamos lo mejor y esta vez no es distinto, esta canción es del mismo Ismael Rivera que con su jaragual inspiró el nombre del blog, se llama Soy feliz y no tiene que ver con el texto que sigue abajo, pero si quieren entretenerse un rato, léanlo. Es la manera que tengo de desearles un buen 2008. Hasta ahora no consigo mejores distracciones –o adicciones– que mis amores y la literatura, y mis amores son míos. Así que lo siento, les quedan la canción y el extracto de mi novela inconclusa.

Salud, besos y abrazos a todos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta canción está en el disco Leyenda, donde también están Hola y San Miguel Arcangel. Pero esta, y Bombon o algo así son unas de las mejores. Me encanta saberte así, Leo adorado. Leí el fragmento de tu novela incompleta y me fascina. Esta noche tomé unas fotos sólo para ti de mi nuevo lugar preferido de mi Cartagena: Havana. Pronto te las envio, Todo mi amor siempre.

¿Qué es esto? dijo...

Debe ser El Bombón de Elena. Yo no soy ni erudito ni cultor de eso que llaman salsa y a veces se baila cerrando los ojos, pero me encanta saber que te encanta lo que escribo. Espero esas fotos de Havana, a ver si me invento un pasaje en Cartagena. También todo mi amor para ti querida Vanessa.

cacho de pan dijo...

UN venezolano!
milagro: en mi camino bloggero suelo encontrar bellas mujeres de tu tierra, por primera vez un hombre.

¿Qué es esto? dijo...

Querido cacho de pan, hay muchos y mejores blogs de hombres venezolanos, pero ya que estás por estos lados, olvídate del resto y quédate en mi jaragual. No es que te corteje, es que tenía años sin escuchar que alguien me dijera al conocerme: milagro, por primera vez un hombre. Un cumplido de tal calibre no se puede pasar por alto.

El 1, 2, cinco, 6, 11 y 19 de mi Top 25 en la columna de la izquierda, son blogs de varoncitos from Venezuela. Gracias por pasar.

remember remember dijo...

y tambien se me olvidaba