martes, 28 de octubre de 2008

Chávez, y la lectura del poder, o viceversa: el poder de la lectura, y Chávez

+ + +

Hace años se viene instalando entre muchos venezolanos que conozco una fórmula simple para analizar la política nacional: si te gusta Chávez lo defiendes y si no, lo atacas. Fin del asunto. Cualquier duda te ubicará en la acera contraria o, peor, en un limbo. En un hoyo negro. Chávez ha acumulado mucho poder. Secuestra culpas y méritos. Casi todo lo que ocurre es su responsabilidad. Si el país está bien, es por él y su gobierno. Si está mal, también, aunque a veces entran en juego lugares comunes como el imperio, la derecha y las oligarquías colombiana, boliviana o venezolana.

Esto, bien pensado, puede tener consecuencias positivas. Hace tres años, durante la celebración de esa verbena encantadora llamada Foro Social Mundial, mi amigo Lope supo convencer a una turista neohippie de su admiración por el presidente, que había hecho todos los esfuerzos para construir el Metro de Caracas enterito para ellos. La mujer, enseguida, se enamoró. De Lope, del Metro y de Chávez. Lope tiene una orientación política definida, apunta siempre al centro, hacia ese lugar exacto que se ubica entre las piernas de las chicas. Digamos que en ese momento ejercía la diplomacia. No sé si logró tener sexo con la extranjera, pero de hacerlo, ¿quién puede negar que una mínima cuota de responsabilidad sobre ese polvo le correspondía al presidente?

Hoy en Tal Cual, un periódico opositor (vuelva al primer párrafo para aclarar el punto), se reseñan –como a diraio, supongo– vicios, catástrofes, y datos disfrazados. Abuso de poder, corrupción, crisis financiera, ajusticiamientos y paramilitarismo son algunos de los rasgos trágicos con los que se define al país a partir de la gestión del actual gobierno. Entre el largo y rabioso etcétera de esas noticias, acusaciones o insinuaciones; un párrafo aparentemente inocuo me hizo volver a leer. Es un artículo de opinión de Marianela Lafuente. Dice:

"Según la Oficina de Planificación del Sector Universitario, los bachilleres que aspiraban a la educación superior en 2008 eran 380.000, menos del 2% de la población: una élite privilegiada, el futuro del país..."

(Esta frase es una trampa, el porcentaje que cuenta es sobre el número de potenciales aspirantes, no sobre la población total de Venezuela. Resulta absurdo meter en un mismo saco a los menores de 15 años, a los que ya obtuvieron un título universitario, a los que estudian en la universidad en este momento, y a los abuelos que hace rato dejaron de pensar en la academia como una opción para salir adelante). Sigo, aquí viene lo que quiero:

"...Pero ni siquiera ellos (esos 380.000) saben leer y escribir. Los resultados de la Prueba de Aptitud Académica de 2007 son contundentes: 90% fue reprobado. En Amazonas, Cojedes, Anzoátegui y Guárico, sólo 5 de 30 preguntas de lectura fueron bien respondidas. No más de 8 respuestas correctas en todo el país". Fin de la cita. Aunque no me cuesta creer que esto ocurra, es espeluznante. El analfabetismo funcional y el cretinismo moral son como hermanos que se cogen. O para atar mis desvaríos: son como Lope y la extranjera del Metro.

Cada cual en su parcela sabrá ubicar al responsable. Yo me pregunto si el binarismo en el análisis político estará ligado a la falta de lectura, y también, de cara a los próximos años, si a alguien en el poder, efectivamente, le interesará leer a los otros, o que los otros lean.

8 comentarios:

Verónica Ruiz del Vizo dijo...

Estimado Campos,

Entiendo que esté muy ocupado en su oficina del Plátanoverde; así que sírvase de disculparme por este atrevido atrevimiento (y valga la redundancia). Sólo necesitaba acercarme, de algún modo, para decirle que leí su blog. Y bueno, soy su fan. Me encantó su último post y algunas otras cosas algo pornográficas que observé. Tiene usted un don para eso del blog (no vaya a leer mal, dije blog; no pornografía. Aunque quién sabe... capaz ahí también tiene un don). Yo tengo uno muy malo (un blog). Es www.veronicaruizdelvizo.blogspot.com
Si lo desea, pase por allá. Lo espero. De porno, no tiene nada. Pero hay a quienes les gusta. Aunque repito mi advertencia: es muy malo. Gracias por dedicarle unos minutos de lectura a este correo electrónico. Le repito que me encantó su último post, me encanta como escribe, como es y todo lo que hace. Ya le dije: soy su fan.

Un beso,

Escríbame si quiere hacer hijos.

Verónica Ruiz del Vizo

Kaori dijo...

Las posiciones políticas y sus correspondientes medios llegan a perder perspectivas al competir entre si, para ganar en el juego de poder evitan a como de lugar, proporcionar códigos con los cuales cada unos de los lectores/espectadores puedan llegar a formarse una opinión acerca de lo que sucede en la sociedad... en sus vidas.
Y bueno... ahi van las matrices de un lado y del otro.
Saludos, gracias por compartir tus reflexiones.

Kaori

Anónimo dijo...

El pobre Junior pagó los platos rotos.

Gustvao dijo...

No es raro ver algo así en Tal Cual, como tampoco sería raro leer en VEA la misma información resaltando la cantidad de estudiates como algo positivo. Es verdad es espeluznante, vivimos en realidades diferentes que dependen de lo que lees.
Lo mejor es hacer como Lope y apuntar al centro.

¿Qué es esto? dijo...

Vero, mamá, también me encantas y te amo.

Kao, Gustvao, gracias por pasar y comentar.

Baby, tú sabes que el Junior nunca paga un plato roto. Esos los seguimos pagando nosotros.

Anónimo dijo...

Junior romper un plato?... nunca se rope un plato desde una posición cómoda ó inexistente, que pasa?.

Marc dijo...

Leo, habla con Boris y releva al Parra de su columna en Exceso... el país te necesita!

abrazo

Noelplebeyo dijo...

Interesante visión y paralelislo entre los extranjeros que se dejan deslumbrar por la labia y la falta de labia por la ineficacia de los gobernates. Saludos desde España ( ya sabes, porque no te callas!!!!)...En mi blog hay un video de acción contra el hambre que buscamos darle su máxima difusión. Pasate, si puedes. Gracias