lunes, 26 de noviembre de 2007

Sobre la reforma

Este fin de semana –se supone– es el sufragio para aprobar o rechazar la reforma constitucional que proponen Chávez y sus diputados.

La leí y me parece que no es sólo una reforma, es otra constitución. No me gustó. Lo que hay detrás de cada cambio es lo que huele mal: desconfío de la raza humana. A menos que seas mujer y me gustes, o que seas mi amigo o parte de mi familia cercana, no tengo por qué creer que tienes buenas intenciones. Una vez recuerdo que me gustó una jevita chavista que declaraba en la TV, pero no sé qué pasó, no la vi más nunca. Y yo no tengo amigos ni familiares en el gobierno.

Así que voy a votar No.

+ + +

2 comentarios:

Gstvo dijo...

Ni Yon Goicochea, Ni mi ex General Baduel, ni el mismo chavez me habian convencido tan rapido de votar por los ricos.
Gracias Leo Campos, estas lineas pasaran a la historia republicana de Venezuela como el mas inteligente llamamiento escualido.
Juju.

¿Qué es esto? dijo...

La diferencia entre un venezolano ejemplar y alguien como yo, es que al primero le importan Baduel y Goicochea.

Lo mío es lo de siempre, placeres pueriles: los panas, el alcohol, la familia. Tú sabes, vainas de ricos.

Te amo por ser tan cuchi y tan chavista.