jueves, 10 de mayo de 2007

La gloria del ridiculo: ser hincha con orgullo

Coñoesumadre el "Turú" Flores y ese tal "Pícaro" Fernández que supo lanzarse a la piscina para joderme la pasión adolescente.

Corrían los últimos días de abril de 1994 cuando Minervén dejó sembrado al equipo millonario de América del Sur: el Emelec de Ecuador. Minervén venía de una primera ronda desastrosa: tras arrancar cinco puntos de seis posibles jugando en casa (en aquél entonces las victorias otorgaban dos unidades), perdió todas sus visitas por goleadas: 4 a 1 con Marítimo, 4 a 0 con Bolívar y 7 a 1 con The Strongest. Dos goles a favor y quince en contra en tres juegos hablan del orden que tenía el equipo. Se logró clasificar gracias a las matemáticas.

En la segunda fase, un Angelucci joven y elástico metió al Minervén en la historia tras atajar dos penaltis. Pasaron a los cuartos de final sin conocer la derrota en casa y la fiesta siguió tras empatar a cero con el Vélez Sarsfield de Carlos Bianchi. Ahora lo pienso: coñoesumadre también Carlos Bianchi. Ese empate supo a esperanza hasta que llegó el fulano Flores a poner el primer gol.

De ahí en adelante el asunto es historia. Minervén perdió por 2 - 0 (el segundo fue un penalti sancionado gracias a una pirueta del "Pícaro" Fernández al borde del área), y tres semanas más tarde el Velez se coronó campeón de la Copa Libertadores.

El Minervén desapareció y con él mi interés en seguir el fútbol venezolano, que es como decir que desapareció mi interés por hacer el ridículo.

Ahora resulta que voy a un partido de la Libertadores después de trece años y logro emocionarme, gracias al Caracas FC. Fue la semana pasada en el empate a 2 contra el Santos de Brasil.





La vuelta es hoy (en pocas horas), y aunque de seguro no se me explotarán las venas de la frente; la emoción de las gradas y el haber dejado en el camino al River Plate (ganándole dos veces) es suficiente para postear estas fotos (a casa llena) y un video que apenas logra dibujar la adrenalina que a veces sienten los hinchas del fútbol.



Si Caracas gana la vuelta, a lo mejor y hasta me pienso lo del ridículo.

4 comentarios:

El Leprechaun dijo...

Bueno, no es el Real Madrid ni la Champion League, pero jajaja, tus comentarios son igual de apasionantes. El video esta increible...ni en el Azteca pues!

Leo Felipe Campos dijo...

Alguien que nace en Caracas, crece en Miami, pierde su tiempo en España y termina en Dublín, debe ser lo más parecido a un fenómeno Hooligan; más si dibuja armas e historias con tanta ficción. Compa, el fútbol te necesita.
Caracas perdió en su visita 3 a 2 (con el 3 a 3 clasificaba), pero lo hizo con algo parecido a eso que llaman hidalguía. O así lo quiero creer.
Gracias por este paseo, saludos.

Anónimo dijo...

bgueno viejas, ��agarrence!! por que el expreso azul del callao ta de vuelta, bueno eso si los del iberoamericano (son los que quieren rescatar el equipo) lograr sortear lo de la lavativa del nombre y tal, pero aqui desde ya decimos ���� ohhhhh minerven!!!! ���ohhhh minerven!!!! y rememoraremos los a�os moso, es decir una segunda juventud camarita

Leo Felipe Campos dijo...

Anónimo querido, ya estoy desempolvando mi bandana. Si suben a primera me verán como a los 15.

Salud.