domingo, 14 de septiembre de 2008

Nena

+ + +

He visto a alguien amarme con todo lo que había al alcance, incluyendo el miedo. Soy testigo de entregas y también de aprender a callar cuando el otro no tiene razón. Es una medida eficaz para comenzar nuevas discusiones y nuevos abrazos. También estuve presente todas las veces que me vigilaron el sueño. No puedo probarlo, pero sé que con cada mirada mi corazón se hizo más fuerte. Participé en competencias, trabajé mucho y fui a fiestas. Besé a mujeres como tú y recibí algunos premios. Me fajé a trompadas, tuve que correr, y antes abrí regalos bajo un árbol artificial de navidad como un niño inocente y tierno. Lloré unas tres o cuatro veces por año, todavía me emborracho con facilidad, me aburro sistemáticamente y no dejo de estudiar a amigos de amigos de otros amigos: he sacado muy pocas conclusiones, lo que tampoco quiere decir que con eso haya acertado en algo. Soy el autor anónimo de unos poemas vergonzosos y el culpable de que haya personas que te quieran sin que todavía las conozcas. Poco más. Me refiero a que no me sobran las certezas, pero creo firmemente que todas las veces que no pienso en tus piernas, en tus brazos, y en cómo será tu pecho cuando se hinche y se desinfle, pierdo el tiempo de forma vil e insensata. Quiero que sepas, nena, que cuando conocí a cierta persona que ya verás, supe que tú podías existir y que eso le daría un vuelco a mi vida. No me frené, al contrario: seguí adelante confiado y pese a los tropiezos propios y ajenos, he llegado hasta aquí. Tengo más de un año pensando en ti, escribiéndote cartas a escondidas, viajando para contarte que soy un tipo que no se detiene en parámetros formales de oficina y coleccionando cuentos que, de seguro, no serán de tu interés. Quiero que me veas atractivo, arriesgado, cómodo y contento. Quiero que me quieras, que nos queramos y que sumemos en esta peña a cierta persona que ya verás. Cuando la veo a ella, te imagino. Cada vena de tu hermoso y frágil cuerpo es un estímulo para mi vida. Créeme, a pocas semanas de verte, necesito escribir que estoy excitado. Tu grito al verme será una extensión de mi sentido en este lugar, y en este momento. Después podrás cerrar los ojos y abrazarme hasta quedarte dormida. Al menos un ratito. Yo dejaré que me protejas con ese escudo invisible que traes, que me envuelvas con tu aroma a mujer dulce, que me enseñes a amar con todo lo que tenemos al alcance. Mientras todo esto comienza, nena, al lado de cierta persona que ya verás, amamantándote.

Tu padre, que espera emocionado.




18 comentarios:

Juan Carlos dijo...

mire, señor, me encanta lo que acaba de escribir. Muy sincero, muy directo. muy lírico y poético. Algo dramático e irónico. Cuando yu hija crezca y sepa leer (y ojalá lea) te amará aún más, sabiendo que su padre ya la amaba de esta manera, aún sin verla.

ya sabe que cuenta con este guerrero.

bye bye.

eurea.

María Antonia dijo...

Muy dificil no emocionarse con esta carta de amor tan hermosa. Carlota (¿Violeta?) es muy afortunada de tener unos padres que la aman y se aman.
Muchos besos también manda Olivia aquí a mi lado señalando y diciendo "¿Ete?"
Se les quiere.

_eL mismo que viste y calza... dijo...

Verdaderamente capturado
Estoy seguro que de todo lo que dijiste, carlota va a tener un padre contento.
Kgs de buena vibra para todos por allá.

_tEo..

Anónimo dijo...

Increible lo que escribiste, Lo que se ve en la foto y sin duda, increible todo lo que viene. Me emociona verte tan emocionado my friend. Les deseo lo mejor.
¿Cuándo nos vemos? ¿Cuál es el día?
Caque

El Pratt dijo...

Hermoso panita.

Dios los bendiga.

Lerryns dijo...

te comprendo desde el amor, te entiendo desde la experiencia única de ser Padre, así en mayúscula como el Creador. Te acompaño desde la certeza de tener hijas, nena como tu le dices... Sólo una de las miles de formas en que la llamarás, infinitos apodos de ternura amigo mio.

Te felicito desde el fondo de mi corazón. A ti, a esa cierta persona que te acompaña y por supuesto a ella que te mostrará el verdadero significado del Amor.

Gustvao dijo...

Felicidades hermano. Esta nueva etapa hay que celebrarla.

Un gran abrazo

Gustavo Valle dijo...

Qué belleza, Leo.
Abrazo, felicitaciones.

¿Qué es esto? dijo...

Eurea, Teo, Caque, Pratt, Lerryns, Gustvao y Gustavo, el que no es padre, ronca cerca. Gracias... y gracias sobre todo al más padre de todos: María Antonia, una mujer seria, que no es lo mismo que una mujer sería. Abrazos largos y fraternales. La fecha: 24 N.

JRD dijo...

Felicidá mi pana.
Ahora, como uno siempre anda saboteando todo, te cuento: la mía estuvo alguna vez en esa misma situación de las gráficas. Era hermosa, como todos los nenes. Hermosa con esa hermosura que hace llorar y volverse poeta (le pusimos un nombre más o menos poético para exorcizar la vaina). Y bueno, nada: eso fue hace poco más de 18 años. Ahora, hace un par de semanas, la coñita andaba de rumba en el carro de la mamá y tuvo un choque de frente, espantoso, y volvió mierda el carro. No le pasó nada, o casi nada. Sólo le duele el cuerpo cuando se ríe o tose, y dos de sus compañeros también andan aporriaos. Ya verás que...

Nada compa, perdona, quédate mejor con mi sincera frase inicial: Felicidá mi pana, Felicidá mi pana, Felicidá mi pana, Felicidá mi pana.

Nina dijo...

Eres un buen padre y un conmovedor profesional. Hiciste que fuera a abrazar al mio.
Las niñas somos tiernas, amorosas, jodidas, suspicaces y diez veces más despiertas que los varones. Te va a encantar.
Te diste cuenta que de aquí al final de tu vida no habrá un solo día que no pienses en ella?
"es la maravilla que mantiene a las estrellas separadas"
Que Dios bendiga a tu familia, a tu hija, a tu esposa, TU FAMILIA, muchas muchas muchas veces.

¿Qué es esto? dijo...

Querido Duque, si no va a tener más que dolores al toser, yo espero, con toda honestidad, que la mía estrelle el carro de otro no a los 18, sino a los 15.
Salud mi viejo, y gracias por tus sinceras felicitaciones. La otra cosa que duele nos la bebemos después, por estos días. Usted ponga lugar y yo la hora. Un abrazote.

Nina, tantas gracias... He estado dándome cuenta de eso por estos días. Es de una fascinación espantosa. Besos.

maria valentina dijo...

Leo, que menina querida, aquí la está esperando su amiga Soledad, para comer feijão y tocar samba. Ya veo que esta mini mujer va a hacer contigo lo que le de la gana. Besos.

Anónimo dijo...

Llevo algunos años conociéndote y dentro de ese tiempo hemos tenido muchas discusiones, pleitos hasta riñas y luego todo pasa siempre hubo una llamada de tu parte o de la mía; lo que ayudo ha que hoy día este leyendo estas líneas que compartes con solo personas que tienen el privilegio de verte tal cual eres internamente.
Para que no suene Maric… no me extiendo mas pero antes de despedirme solo te digo lo siguiente: “Dichoso aquel que tiene el placer de vivir lo que tu estas viviendo segundo a segundo, etapa tras etapa no todos tenemos ese placer. Disfrútalo de la mano de la maravilla de mujer que tienes”

La Bendición de Dios los acompañe siempre.

Tu Hermano!

Petter Materano

Anónimo dijo...

Dios los bendiga! la emoción es contagiosa! Besos pa los tres!
Selva!

¿Qué es esto? dijo...

Petter, no soy especialista en autuayuda pero he recibido algunos carajacitos en mis cortos 29. Que no tengas la oportunidad ahora no quiere decir que no vayas tener otras más adelante. Mira, por ejemplo, al hermano que tenemos en común y saca tus cuentas.
Gracias pana, estoy al tanto de todo lo que dices. Un beso que suene Maric...

Selvita, gracias por contagiarte. También te deseo lo mejor, si lo mejor es lo que quieres. Fuerte abrazo.

Gaby Arenas dijo...

Que barbaridad compadre. Carla, Carlos y yo no podemos esperar a que llegue nuestra nueva ahijada. Saben que los amamos?

REVISTA OJO dijo...

te amo.