jueves, 16 de agosto de 2007

Periodismo I

+ + +

Cuando estaba en la universidad me enseñaron que los titulares debían tener máximo 8 palabras y los subtítulos 12. No más. Ni idea de dónde salía aquello, pero el profesor (no voy a decir el nombre para no joder) aseguraba que eso era lo que aseguraba un libro y, por lo tanto, era así. Además, si correspondía a la famosa fórmula del Sujeto + Verbo + Predicado (creo que después le cambiaron el nombre) era perfecto.

Me enseñaron mucho durante esos años no tan lejanos, pero recordé sólo lo que yo creía -hasta hoy- que era un absurdo: esa vaina matemática de títulos, subtítulos y sumarios. El wh question. El lead y la cola. El verbo preferiblemente en infinitivo. Ponderado y respetuoso, pero cercano y crítico. Esas mariqueras que supuestamente aprendes en los grandes periódicos para ser un buen redactor y que, después, cuando te aceptan como profesor en la Católica, la Monteávila, la UCV o la Santa María vas y repites sin saber que eso no es lo más importante para la base del periodismo.

Pues estaba equivocado. Y lo admito.

Tras ir de una película a un partido de fútbol a una comiquita a dos malos videos y a un noticiero deportivo me encontré la noche de ayer repetidas veces con la cara gruesa de Hugo Chavez hablando sobre la mentada reforma constitucional. Tras ver que el gordo -que lleva ya unos 9 añitos encaramado- soltó la perla de un nuevo período presidencial de 7 años con opción a la reelección inmediata continua, pensé: "chévere, y si quieres me cojes".


Entonces vi hoy que mi profesor de Estilo y redacción I tenía razón. Leí desde el Meridiano hasta El Negocio Redondo, pasando por el Últimas Noticas, Vea, El Nuevo País y El Nacional. En algunos no llegaba ni a la página 5. Vi muchas primeras planas pero fue de lejos uno de los peores diarios -El Mundo- el que me llamó la atención, el que dio en el clavo, el que hubiese comprado de no haber leído antes los otros seis, el que consiguió el titular perfecto: Chávez se afincó.

Claro, directo y en letras grandes: sujeto + verbo. Ahora y que comienza el predicado.

2 comentarios:

JRD dijo...

¿Sí? ¿Y cuál es el predicado?

Leo Felipe Campos dijo...

Menos mal que son pocos los que leen lo viejo. El texto decía:

"sujeto + verbo + predicado. Ahora y que comienza el debate."

Nadie me corrigió en su momento y lo dejé así, pero llegó el pajúo del Duque a dejarme en ridículo. Ahí está, un parchecito.

Gracias perro.